Viejos amigos

lunes, junio 13

La semana pasada fue el cumpleaños de Juán y para festejarlo nos lazamos al Ocotal (más información aquí) que es un parque estatal donde abunda el Ocote (de ahí el nombre).

El viaje de ida transcurrió sin incidentes mayores y afortunadamente llegué al mismo tiempo que Juán y María por lo que no hubo problema para encontrarlos.

Image hosted by Photobucket.com
¿Iglesia?

Transcurrieron algunos minutos en lo que decidíamos donde acampar y esperabamos a que llegaran el resto de los invitados (Torta, Raya y Oscar). Cuando llegaron empezamos a levantar las tiendas y preparar las bebidas para más tarde (En otras palabras, enfriar las chelas).

Image hosted by Photobucket.com
Campamento

Ya con todo listo, jugamos unas retas de futbol, donde se notó que la mayoría no había tocado un balón en mucho tiempo, ya que todo mundo se cansó empezaron los juegos de Adivinanzas y Caricachupas diseñados específicamente para emborrachar más rápido a la gente.

Image hosted by Photobucket.com
Reunidos en el fuego

Prendimos la fogata cuando empezó a oscurecer. Ya con el calor del fuego seguimos con otros juegos, asando salchichas y bombones y platicando sobre los viejos tiempos.

Image hosted by Photobucket.com
Asando salchichas

Image hosted by Photobucket.com
Image hosted by Photobucket.com
Viejos amigos

Pasaron las horas y ya que se iban acabando las cervezas y el tequila, decidieron sacar un mezcal que habían comprado en un supermercado. Ya medio entrados algunos empezaron a beber y a promover la bebida entre los demás (Suck it!, Suck it!). Como era de esperarse de un producto con un costo de $15 el litro, con sólo olerlo te ponías borrachísimo y aquellos que lo bebieron terminaron olvidando lo que sucedió después.

Hubo quien se puso agresivo, quienes de plano se quedaron dormidos y otros que sólo se pusieron más necios que de costumbre (No diré nombres, pero espero que se acuerden)
Image hosted by Photobucket.com
Sin comentarios

Ya que todo se tranquilizó nos fuimos a dormir. Algunos se fueron a sus respectivas tiendas de campaña, otros mejor se durmieron en los coches pero al final todos sumamente cansados y/o ebrios.

Image hosted by Photobucket.com
Levantando borrachos

Se termina el espacio, por lo que mañana continuaré la historia. Por cierto, para los que no me conozcan soy el chavo de cabello chino con la playera del Morelia.

Saludos y pásenla bien

4 comentarios:

digital beats dijo...

Yo pensé que eras el de la botella!!! jajajajaja. Que buen descorche eh!
Que chido, na mas que aguas con el tequila medio traicionero. Saludos.

Aitmanga dijo...

Yo sólo tomé tequila y cerveza, no probé el mezcal que llevaron, por eso es que recuerdo todo lo sucedido y al día siguiente sólo amanecí con algo de sed.

Alexkambal dijo...

Pobre del Paco de verdad que la sufrió

Anónimo dijo...

Les encargo lo del mezcalito que con un traguito parece que te tomaste un mezcalitro