Playa del Cármen

martes, julio 19

Todo comenzó el Jueves que fue mi último día de trabajo. Apresurado regresaba de Puebla apenas con el tiempo suficiente para empacar y viajar a Querétaro a reunirme con mis padres.

El camión llegó a la una de la mañana a Querétaro y llegando a mi casa sólo pude pensar en dormir lo suficiente para salir al día siguiente (muy temprano según indicaciones de mi madre).

Pues al despertar me llevo la enorme sorpresa de que mi hermano se había ido a dos exámenes extraordinarios y que por lo tanto no nos acompañaría. Pero existía aun la posibilidad de que fuera con nosotros, por lo que tuvimos que esperar hasta las 2 de la tarde que le entregaban resultados para irnos (Al final no nos acompañó).

Bueno, salimos ya muy tarde pero aun con esperanzas de llegar a Villahermosa antes de media noche. Desgraciadamente atravesar el DF resultó una tarea más complicada y tardada de lo esperado y perdimos un par de horas de viaje. Para colmo el tramo desde México hasta Puebla estaba igual de congestionado. Para no hacer el cuento largo sólo les comento que llegamos a Villahermosa a las 2 de la mañana bien cansados pero ilusionados con el eventual arribo a playas caribeñas.

Pasamos lo que quedaba de la noche en un hotel de Villahermosa y salimos con destino a las paradisiacas playas de "Playa del Cármen". Teníamos la intención de viajar sin paraa hasta Valladolid, Yucatán pero llegando a Mérida desfalleciamos de hambre por lo que decidimos comer en la ciudad blanca en un restaurante llamado "El Tucho". Si visitan Mérida en verdad se los recomiendo, ya que la comida es muy buena y normalmente tienen un espectáculo regional muy bueno (Nos tocaron un par de comediantes locales bastante divertidos).

Mi padre con tal de ahorrarse camino se fue por la carretera libre a Tulum en vez de tomar la autopista a Cancún, lo cuál pudimos constatar que no fue una muy buena idea. El camino estaba en bastante mal estado y durante el trayecto sólo se podía ver selva para donde miraramos, además de que ya estaba oscuro el cielo y que según cuentan mis papas un muricélago/lechuza/[inserte su variedad de ave grande] casi se estrella en el parabrisas. Después de cruzar la selva por fin vimos luz y llegamos sanos y salvos y a buena hora a Playa del Cármen, nos registramos en el hotel y mi papá decidió pagar el costo extra del All inclusive (All inclusive = Alcohol ilimitado) y nos fuimos a descansar.

Al día siguiente como veníamos cansados del viaje dedicamos el día a descansar en la playa y la alberca del hotel, tomando unas cuantas bebidas y echando la flojera a todo dar. Para esos momentos de flojera, me llevé el quinto libro de la serie de Harry Potter: "The Order of the phoenix" con la intención de tenerlo fresco para los días en que saliera el sexto libro de la serie titulado "The Half-blood prince" que por cierto acabo de comprar el día de hoy y del cual pondré una reseña en cuanto termine de leerlo.

Por ahora no tengo más tiempo, hay mucho trabajo por hacer y mañana salgo de nuevo rumbo a Puebla. Seguiré con la historia y pondré imagenes el día de mañana.

Saludos y pásenla bien

4 comentarios:

theMKöpkeBlog dijo...

pues mucha suerte en tu viaje y esta vez tomen las carreteras más seguras!

Xun dijo...

All inclusive = Alcohol ilimitado eso debería de ser en todos lados....

Xun dijo...

por cierto pon un link a mi blog ya me lo merezco!

Aitmanga dijo...

Si, es cuanto alcohol pueda soportar tu organismo pero hay que pagar extra por esos beneficios.

Y no te preocupes, te voy a incluir en la lista de blogs.