Colas...

miércoles, junio 11

... Y no precisamente las de los perros.

Algo que nunca me ha gustado del D.F. es que hay mucho de todo y es hasta que te ves inmerso en el caos de la gran ciudad que te das cuenta de eso. Colas para la comida, para el cine, para tomar un taxi/camión, en el metro, en los bares, en el Oxxo, en la señora de las gorditas, donde vayan seguramente tendran que hacer fila para obtener algun bien o servicio.

Y si bien alguna vez dije que no me gustaría vivir en el DF debido a la abundancia de todo (bueno como restaurantes, bares, etc. y malo como la contaminación, gente, tráfico, etc.) creo que después de 6 meses viviendo por acá uno le va agarrando el gusto.

Saludos y pásenla bien

4 comentarios:

Serguei dijo...

Yo llevo 3 meses viviendo en el DF.

En general una de mis metas en la vida es hacer precisamente una vida (valga la rebuznancia) fuera de México (en Europa) Sin embargo, en este país centralizado, precisamente todo está en el DF. Claro que se compra el paquete completo, pero a mi me ha gustado la vida de la gran ciudad en muchos sentidos.

Zegim dijo...

Una de las razones por las que en muchas ocasiones no se eliminan las cosas en lugares donde podría hacerse, es para obligar a las personas a tener contacto entre ellas.

Sin embargo, parece que no siempre se tiene el efecto esperado.

Anónimo dijo...

Qué onda mi querido osojoip?... esperaba verte en el cumple del cementero, pero espero que muy pronto podamos reunirnos. Te mando un abrazo fuerte y cuidate mucho, que estes bien! (El PaKo)

Anónimo dijo...

Mas vale tarde que nunca... Bienvenido aitmanga!!!... Poco a poco la ciudad te envuelve, vas a ver que el gusto va a terminar de encajar y aunque a algunas cosas nunca te acostumbras, al rato ni lo vas a sentir.

Darky