Ya casi termina. . .

lunes, diciembre 26

Por donde comienzo... pues tal vez deba hacerlo por el principio jeje.

Lamento la sequía de posts en la semana anterior, pero compensaré con la enorme longitud de éste. Empezaré con lo que pasó en Puerto Vallarta, lo iba a escribir en un post separado titulado "Sin comillas", haciendo referencia a lo que mencioné en el post antes de irme y a un comentario en el mismo pero como muchas cosas en mi vida y blog, el resultado final es muy diferente al plan original. El plan original era salir el Jueves y regresar el domingo, pero al final nuestro jefe decidió que no iba a pagar absolutamente nada adicional por lo que nos tuvimos que regresar el sábado.

Jueves 15

Hubo que madrugar para tomar el avión a Guadalajara que salía al 10 para las 8, bajar del avión y subir de inmediato en un autobús con rumbo a Puerto Vallarta. En esta ocasión no iba solo y mi acompañante en este viaje era una compañera del trabajo llamada Vanessa (Ese nomre me perseguirá hasta la tumba), al llegar a Vallarta pasamos a las oficinas del cable y después comimos algo en un Toks (Que por cierto lo que comimos nos cayó tan pesado que estuvimos sin hambre hasta el sábado que nos regresamos). Salimos de las oficinas casi a las 11 de la noche, por lo que apenas caminamos un rato por el Malecón y nos tomamos un café.

Viernes 16

A las 9 de nuevo al trabajo. Seguíamos bien llenos por la comida de ayer, así que desayunamos ligero. El día viernes empieza todo a irse cuesta abajo, la gente del cable tiene problemas para comunicarse con el controlador de los decodificadores digitales y no podemos avanzar mucho. Empezamos a ver otras cosas del sistema que necesitaban revisión, pero no podríamos probar el sistema que íbamos a revisar hasta que solucionaran sus problemas de comunicación. Dieron las 5, las 6, las 7 y apenas a esa hora fue que lograron comunicarse con el equipo. Esto nos retrasó mucho y al final del día terminamos saliendo a la medianoche de las oficinas, muy cansados pero por lo menos pudimos terminar.

Sábado 17

En la mañana pasamos a que nos firmaran el documento de entrega y corrimos a la terminal de autobuses de Vallarta. Ya no había boletos para regresarnos en ETN, aun con la hora de anticipación que llegamos (No los podiamos comprar antes porque no era seguro que nos regresaramos el sábado), así que compramos en el siguiente de Primera Plus. El viaje en camión fue eterno y llegando a Guadalajara había un accidente de tráfico que nos atrasó una hora y temíamos que no fuéramos a alcanzar el avión de regreso a Toluca (Lo cual hubiera sido muy lamentable). Llegamos al aeropuerto a tiempo, pero el avión no hizo lo mismo. El vuelo de regreso se retrasó un par de horas, por lo que nos dió tiempo de comer algo en el aeropuerto. Llegué a mi casa como a las 10 de la noche completamente molido y con un día completamente perdido en el viaje de regreso. Pero como nunca aprendo, en la noche fui a visitar a mi amigo Gelas y lo acompañamos con su mujer a la fiesta de una amiga de su esposa. Había un ponche con tequila bueno, pero estaba medio aburridona la fiesta por lo que nos salimos temprano y cada quién se regresó a su casa.

Domingo 18

En la mañana fui a desayunar carnitas con Gelasio y Reinier, después acompañé a Reinier a comprarle un regalo a su novia y recordé que yo aún no tenía los míos. Tambien en estos días (No recuerdo exactamente cuando) me hablaron por teléfono para avisarme que uno de mis primos se había puesto muy grave por complicaciones de un problema que le empezó hace un par de meses. Sinceramente no recuerdo lo que hice la tarde del domingo, pero seguramente estuve avanzando mi tarea de Japonés y jugando playstation.

Lunes 19

De vuelta a la rutina. Mucho trabajo como casi siempre, salí un poco tarde pero aproveché la tarde para comprar el regalo de mi hermano más chico (Para ese día aún no tenía idea de que regalarle al resto de mi familia), un par de boxers de "To Be" bastante botanas. Regresé a mi casa y tuve que meterle más galleta a mi tarea de japonés, porque al día siguiente tenía reposición de la clase a la que no fuí el Jueves pasado.

Martes 20

El Lunes en la noche no podía encontrar mi cuaderno de ejercicios por ningún lado y sólo traía los Kanjis que había tenido que repetir por no aprendermelos en la clase anterior. Resignado a no encontrarlo, fui a trabajar y decidí no salir a comer para irme más temprano y llegar a mi clase. La clase transcurrió con normalidad hasta que al final la maestra me entregó los ejercicios a medio contestar que había olvidado la semana anterior en la clase. Como faltaban muchas respuestas ya que no tenía planeado entregarlo hasta la semana siguiente ahora tengo que entregar 20 veces cada kanji que no había contestado del vocabulario (y sólo diré que fueron muchos, muchos) más el nuevo ejercicio sobre los números que vimos en esa clase. Resignado, me fui a dar una vuelta por la plaza para ver que le podía regalar al resto de mi familia. Al final, terminé regalándome el Final Fantasy X2 que empezaré a jugar ahora que termine el primero jeje.

Miércoles 21

El día anterior me avisaron que iban a venir un par de clientes de Puebla y se iban a ir el jueves por la tarde. Mi jefe sería el encargado de atenderlos el tiempo que estuvieran aquí para que tuviera oportunidad de terminar los cambios en un sistema de almacén que tengo pendientes de hace un rato. Pero como tenía que suceder, me tocó a mi estar con ellos y resolver sus pendientes mientras estuvieran ellos aquí. Así que más trabajo para mi. No pregunten que hice el miércoles en la tarde, porque francamente no lo recuerdo con claridad. Seguramente estuve trazando kanjis y jugando Playstation, de hecho creo que por fin terminé el juego de .hack ese día.
[20 min. después] Ya pude recordar que pasó, y se me hace extraño que lo haya olvidado. Ese día saliendo de trabajar fui a visitar a Fabián a su casa para pasar un rato agradable y darle un abrazo antes de irme a Querétaro a pasar la Navidad con mis papás. Jugamos un buen rato Mario Kart DS con otro de sus amigos llamado Sergio (Me ganó en las pistas retro, pero me recuperé en las nuevas), vimos los nuevos capítulos de la saga de Hades (Buenísimos) y cenamos algo.

Jueves 22

Si se dan cuenta, hasta ahora no había terminado de comprar los regalos para mi familia y cada vezs estaba más cerca la fecha fatídica. Por la mañana estuve trabajando con la gente de Puebla y afortunadamente salieron temprano de Toluca, por lo que pude salir a tiempo para ir a clase de japonés en la tarde. La clase transcurrió como cualquier otra y para sumarle a todo lo que tengo que entregar para el siguiente jueves, ahora el vocabulario estuvo muy largo y también el siguiente cuaderno de ejercicios. Saliendo de clase me dí una vuelta por la plaza y encontré algo bueno para regalarles a mi otro hermano y a mi madre. Por cierto, la clase de japonés la tomo en Galerías Metepec, la plaza más "nice" de Toluca que ni siquiera está en dicha ciudad. Ahora que recuerdo llegué tarde a la clase porque el tráfico en el centro de Toluca estaba terrible y encontrar un lugar donde estacionarme fue tambien toda una odisea.

Viernes 23

Eran las 2 de la mañana y me dieron una de las peores noticias que había recibido desde que murió mi abuela hace año y medio. Mi primo Rafa (14 Feb 1982-23 Dic 2005) había fallecido hace unos minutos. No pude dormir bien esa noche y preparé mi maleta para ir al día siguiente a Morelia. A las 9 de la mañana pasé a la oficina para avisarle a mi jefe que tenía que salir de emergencia a Morelia. Regresé a mi casa por las maletas y cuando iba a tomar el taxi para ir a la terminal, me hablan de la oficina que había una emergencia con un cliente y que era necesario que fuera a solucionarla. Tuve que regresar a mi casa por la computadora y correr a la oficina. Al fin fui liberado como a las 11 de la mañana, puse el post anterior y volé a la terminal. Compré mi boleto para Morelia y fue hasta entonces que me cayó el 20, era viernes y día festivo.

(Paréntesis cultural) Para los que no conocen Toluca, la terminal de autobuses está justo en el corazón de Toluca, Lerma y Metepec. Es un lugar poco apropiado para una terminal tan concurrida pero los intentos de sacarla de ahí hasta ahora han sido poco fructíferos. Siempre hay mucho tráfico, pero los viernes es un caso aparte ya que hay un tradicional tianguis que se pone en las afueras del mercado Juárez (que está justo enfrente de la salida de los camiones de la terminal) y en esta ocasión como era el tianguis navideño, la cantidad de gente ahí reunida era algo impresionante (Fin paréntesis)

La hora impresa en el boleto de mi camión era las 11:20, basta decir que salí de la ciudad de Toluca a la 1 de la tarde. Extrañamente, la carretera estaba muy tranquila y llegué a buena hora a Morelia. En la funeraria encontré a mi familia y pasé con mi tía para darle el pésame. A partir de que ví a mi primo, las horas comenzaron a transcurrir muy lentamente y muchas ideas empezaron a transitar por mi mente relacionadas con la muerte (que si logro darles forma, posiblemente sean material para otro post). En ese momento realmente me sentí afortunado de la familia que me tocó ya que en estos momentos difíciles, estuvimos para darnos apoyo entre todos y principalmente a mis tíos y primos, quienes lo necesitaban más que nadie.

Salimos un momento para cenar algo y depués regresamos para pasar la noche ahí. Estuve platicando largo y tendido con mis primos, tratando de hacer que la noche transcurriera de una mejor manera. Agotado, me dormí como a las 2 de la mañana y no supe más hasta que nos levantaron a las 7 del día siguiente.

Sábado 24

Día de Nochebuena. Sabíamos que se acercaba el momento más difícil de estos últimos días, ya que no sabíamos como iban a reaccionar mis tíos en el momento que le dieran sepultura a Rafa. La mañana de nuevo transcurrió de manera lenta y unos momentos antés de que se llevaran el féretro a la capilla para la misa, mi tía decidió mencionar unas palabras. Hasta ese momento no había llorado por la pérdida de mi primo, pero al escuchar a mi tía ya no pude contenerme más. De ahí nos fuimos a la misa de cuerpo presente y el padre no dejaba de mirarme feo porque no rezaba, persinaba o contestaba los rezos cada vez que lo pedía y más estando yo en primera fila.

Terminando la misa llegó el momento más duro y difícil para todos. Sinceramente creo que la pérdida más grande y difícil para cualquier persona es la de un hijo a una edad tan temprana. Cuando perdemos a un padre, sabemos que es algo que sucederá eventualmente y aunque nos duela lo aceptamos y continúamos. Lo mismo sucede con un cónyuge o hasta con un hermano. Pero definitivamente el amor, afecto y cariño que le tiene una madre a un hijo es más grande que cualquier otro y eso convierte a este momento en algo sumamente difícil.

Regresamos a casa de mis abuelos y comimos algo, yo me tomé una cerveza y creo que fué la más rica que había tomado en un muy buen tiempo (Era una victoria, pero por el momento me supo a gloria). Pasamos después a casa de mi tía, con la que nos qudamos en Morelia y dormimos un buen rato, ya que habían sido días muy difíciles para todos nosotros (mi mamá ya llevaba varios días sin dormir ya que acompañó a mi tía en Morelia desde que supo que mi primo estaba muy grave). Salí con mi hermano a comprar el regalo que me faltaba y regresé a descansar un rato más para poder aguantar despierto en la noche.

Regresamos a casa de mi abuela, me comí un tamal y tomé algo de ponche. Después de abrazar a toda la familia, partimos a casa de uno de mis tíos, hermano de mi papá para pasar la navidad y cenar en forma en su casa. Con mis primos y el resto de mis tíos pasamos un rato agradable, cenando pavo y bacalao mientras degustabamos algo de vino. Al final del día, mis hermoanos y otros dos primos nos quedamos en casa de uno de mis tíos para jugar X-Box hasta que el cansancio nos alcanzara.

Y así terminó esa difícil Noche buena y dió comienzo la navidad.

Domingo 25

Despertamos ya tarde de la noche anterior, desayunamos y jugamos un rato más por la mañana. De ahí pasamos por mis papás y salimos a despedirnos de la familia, ya que el camión de regreso a Toluca salía a las 5 de la tarde y no nos quedaba mucho tiempo. Se acercaba la hora y mi hermano y yo nos despedíamos de mis padres que se iban a quedar un día más antes de regresar a Querétaro. El viaje había transcurrido con toda tranquilidad (raro de nuevo que no hubiera mucho tráfico), pero las fueras divinas querían culminar mi semana con broche de oro. Unos 15 minutos antes de llegar a la caseta de Ixtlahuaca (como una media hora antes de llegar a Toluca)
en el asiento que estaba en la fila siguiente del mío a una persona empezó a darle un ataque. Todos los pasajeros que veníamos nos asustamos y una de las personas que venía en el camión comenzó a darle resucitación al señor. A mi lado venía una señora rezando y el asunto se puso difícil en lo que llegabamos a la caseta. El señor se estabilizó un poco, pero seguía inconsciente hasta que subieron los paramédicos que estaban en la caseta. Después de revisarlo y determinar que había sufrido un coma diabético se lo llevaron junto con su familia a un hospital en Metepec. Afortunadamente al final el señor recobró la consciencia y salió caminando apoyado por los paramédicos. Unos minutos después, el camión por fin llegó a Toluca y con mi hermano regresamos al departamento para cenar algo, ver algunos videos y descansar de una semana tan pesada.

Ahora que recuerdo, hace apenas 2 semanas fue el aniversario del día que me asaltaron antes de partir a Honduras.

Por cierto, me parezco a Jeff Goldblum y Dustin Hoffman, Najla se parece a Katie Holmes: Face Recognition.

Saludos y pásenla bien

3 comentarios:

lasrita dijo...

ufff a pa semanita!!!!

galerias ya esta pequeño pa Toluca y pa ser el mejor centro comercial...

en viernes ni de chiste iba a la terminal o a Toluca todo se pone como locos!!!mucho trafico a lo tonto...

K mal lo de tu primo estaba super chavo...me imagino que eran como de la edad, no?

pues bueno espero esta semana te valla mejor...

Serguei dijo...

Lo mismo digo... ha de mas dificil lidiar con eso en fechas navidenias... espero que todo este mejor y que vengan mejores tiempos...

Xun dijo...

Ay Poke! Un abrazo... parece que fue una semana muy ajetreada. Pero bueeeeno ojalá no se repita el asunto el fin de año.

Nos vemos pronto..
está muy bueno el "Face Recognition"... salí Zidane, Shumacher y Bush... pfff!