Una serie de eventos desafortunados

miércoles, octubre 5

El Sábado salí un rato con mis hermanos a pasear por la ciudad de Querétaro y de paso me encontré con una amiga que me dió una invitación para su boda, así que en Noviembre estaré ahí en su pachanga. Por la noche que regresamos, mi madre me dió una noticia bastante grave, ya que uno de mis familiares había sido hospitalizado e iba a requerir una cirugía. Por la noche visité a Gelasio en su negocio y me comentó que había conseguido la película de Final Fantasy VII, así que fuimos por mi DVD y la estuvimos viendo por la noche (Muy buena, pero sólo para aficionados de la serie).

El Lunes estaba sumamente contento porque ya me habían regresado el coche después de 10 días de retraso. Pero, ¡oh sorpresa! el coche no estaba alineado y la dirección tampoco se sentía muy bien. Como el servicio tiene un mes de garantía, tenía planeado llevar el coche el jueves ya que Martes y miércoles lo iba a necesitar.

Pues bien, llega el martes y voy a trabajar en mi carrito. Lo estaciono donde siempre y mi día laboral transcurre como cualquier otro. Al salir de la oficina me encuentro ahora con la agradable sorpresa de que ya no tengo radio, algún desgraciado abrió mi coche y le pareció que llevarse mi estereo era como tener dinero en el bolsillo. Enojado por la pérdida de mi reproductor, regresé a mi departamento por unas cosas para ir a mis clases de Japonés. El hiragana y Katakana me hicieron olvidar por un momento la pérdida de mi estereo y regresé más motivado a mi casa, junto con un par de juegos nuevos para el Gamecube (Metal Gear Solid y Animal crossing, que ya estaban a precio de oferta y no pude resistir). De regreso a mi casa, me hablan por teléfono para avisarme que la cirugía salió bien, pero necesitaban mantenerlo en observación y hacerle más estudios.

Pasé con Gelasio por mi reproductor y regresé al departamento. Estaciono mi coche y cuando abro la puerta del copiloto para bajar el DVD, la noto un poco extraña. Cierro y queda completamente descuadrada (#$%@!!). Ya no sé si la fregaron cuando abrieron para sacar el stereo o si de plano la dejaron mal en la agencia, pero no me pondré a averiguar y lo llevaré hoy por la tarde para que le arreglen la puerta y la dirección. Para terminar, el cielo está completamente nublado anunciando una fuerte tormenta y a mi se me olvidó la chamarra en el sillón de la sala.

Esperemos que no llueva...
Saludos y pásenla bien

9 comentarios:

lasrita dijo...

huy que mal pedo...esta vez checa bien tu coche antes de sacarlo...

pues si los dias andan medios grises pero no por eso te va a dar el bajon...

ademas tienes cosas que te hacen subir el animo como tu game y tus clases...


suerte

Aitmanga dijo...

Si, la bronca del coche es que cuando lo sacaron del taller parecía estar todo en su lugar. Ya manejándolo un rato fue que se notó lo de la dirección y lo de la puerta hasta el día siguiente, ya que el lunes abría y cerraba bien.

Ageous dijo...

Usted tranquilo k... una mala racha cualquiera la tiene :)... ya pasará... mientras, disfruete lo bueno, sus juegos, sus clases y su familia :).

Anubis dijo...

ay k´rnal de veras ke a ti si ke te pasa de todo, ya ponle una alarma o algo a tu chevy por ke la neta pa la otra te lo van a desmantelar esperemos ke estes bn bye

Florsie G dijo...

Las cosas pasan todos los dias. Cuando uno vive el anime lifestyle, es propenso a eso. Pero tu tranquilo, mejores dias deben de estar por venir.

Aitmanga dijo...

El anime lifestyle...

Pues ya sólo me falta hacer una llamada equivocada a la línea de las diosas, jejeje

Xun dijo...

y sí llovió...

rey misterio dijo...

mi buen rat... me parece que los ojetes te jodieron la puerta... para un chevy se necesitan solamente 70 kilos para abrir la puerta unos 15 o 20 cms, suficiente para abrir el seguro. Dsgraciadamente la puerta ya no regresa a su forma habitual... imaginense... 70 kilos nada mas... si yo me colgara de tu puerta, la abriria sin problemas...
Saludos y animo
Isaac

theMKöpkeBlog dijo...

lo malo del chevy es que se abre con un gancho y se zafa el seguro, animo don Iván, vealo por este lado por lo menos el asunto no fue peor y al menos aún conserva el dv en buen estado.